• La espuma de los jueves / escritura creativa

Microrrelatos

Actualizado: 14 dic 2021


Confusión

Manu es conducido por el largo pasillo del pabellón de visitas. La habitación está helada así que se sienta a los pies de la cama nervioso y sin quitarse la ropa. Al poco, la puerta se abre y ella aparece. Con el sonido del cerrojo de fondo se miran con extrañeza sin decir palabra. Él levanta una mano y la atrae a su lado. Se observan, se besan y empiezan a desnudarse con prisas pese al frío porque el tiempo del que disponen, los dos lo saben, es corto.

En la habitación contigua, Juan trata de explicar al funcionario de prisiones que se ha producido un error, no conoce a la mujer que ha entrado en su cuarto y su esposa, en estos momentos, lo espera en algún otro sitio del penal para su

primer vis a vis.


Ocasional

El hombre al que besa en los labios con dulzura ha entrado en su cama desnudo. De nuevo, cuando ya creía olvidado el milagro del sexo clandestino, siente el deseo acudiendo a la piel y se deja atrapar sin recato por el remolino de una corriente que raras veces disfruta. Suelta las rienda, saliendo de ella para que él pueda entrar, apartarla, dominar. Una vez que acaban, relajada, cierra los ojos y se queda dormida entre sus brazos. Al despertar, comprueba con una sonrisa en los labios que su marido todavía sigue allí.


Desmesura

Mil ochocientos metros en caída libre con la promesa de pisar tierra atrapada por la gravedad. Disfruta de la velocidad que deforma sus comisuras y solo desea llegar abajo para tener la posibilidad de volver a subir. Cómo iba a imaginar que aquella lona de plástico duro que apareció de la nada se interpondría en su camino, a escasos dos metros del suelo, rompiéndola en mil pedazos que se desgranan en este instante por el asfalto. Mientras tanto, el culpable, acelera el paso bajo la lluvia y se aleja, ajeno al giro que acaba de provocar con su paraguas en el curso de esta historia.

19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Londres

Dreamsex